Tasmania

Los aborígenes tenían muchos nombres para ella, los primeros europeos la llamaron la "Tierra de Van Diemen", hoy en día es conocida como Tasmania. Tasmania tiene 300 km de ancho y 300 km de largo, es decir, no es grande, pero la variedad que alberga esta isla me ha dejado totalmente hechizado. Bosques, lagos, ríos, cataratas, playas...pingüinos, diablos de Tasmania, wallabies, serpientes, ornitorrincos...una isla salvaje, muy poco explotada y con infinitas posibilidades.

Llegamos a Hobart para alojarnos en casa de Veronique y su maravillosa familia. Gracias a su hospitalidad conseguimos descubrir la ciudad, incluyendo la antigua cárcel donde se alojaban a los convictos venidos de Reino Unido. Da pavor ver las condiciones en las que se encontraba esta gente y cómo hacían para sobrevivir.

Tal como nos lo planteábamos, necesitábamos un coche para hacerlo todo, así que alquilamos el más pequeño y barato, y comenzamos la ruta.

Hobart: Salamanca Market / Elizabeth Street (shopping) / Hobart Museum / Hobart: Maritime Museum / Botanical Gardens / Prision Chapel / Richmond (bridge) / Borong Conservation Park (Tasman Devils, roos) / Cheese factory / Mount Wellington / Cadbury Chocolate Factory / Seven Mille Beach


It is Cadbury o'clock!
Todavía en los alrededores de Hobart, en el Centro de Conservación de Animales Salvajes de Tasmania.

Fue entonces cuando cogimos el coche, y empezó lo bueno. Conducimos desde Hobart por la costa oeste, pasando por Mount Field: Russel Falls, walking with giants / Lake Saint Claire / Ocean Beach (Central Tasmania and West Coast). Lugares realmente salvajes, y sabes que lo es cuando te sientes vulnerable y diminuto ante la inmensidad del paisaje. Conducimos durante horas para llegar a los puntos más importantes para nosotros, y realmente merece la pena.


Russel Falls

Rufous wallaby, algo muy habitual de ver y que siempre te arranca una sonrisa.

Caminando entre gigantes. Eucaliptos de hasta 90 metros de altura cubren el bosque tropical.

Hasta puedes estar de pié dentro!

Lake Saint Claire 






Seguimos por el centro y la costa oeste de Tasmania y visitamos Ocean Beach / Hent Dunes / Montezuma Falls (hike) / Rocky Cape National Park: Three Sisters Beach. Los paisajes son espectaculares, pasando de bosques tropicales densos a playas eternas y salvajes. No nos cruzamos con mucha gente, de hecho me sorprende gratamente, y pienso en el hecho de que Tasmania lleva teniendo un gobierno "verde" desde hace tantos años, algunos eso no les gusta ya que según dicen realentiza el progreso, mientras que otros lo agradecen ya que conocen el camino que ha llevado a tantos otros países a la casi destrucción de sus hábitats naturales.


Y con alguna que otra sorpresa. Esta serpiente tigre (la cuarta más venenosa en el mundo), estaba cogiendo el sol mañanero cuando pasamos junto a ella. No le hizo mucha gracia a pesar de que guardamos las distancias y por eso tiene el cuello plano como aviso de lo que pudiera pasar.



Saber distribuir el dinero es la clave para poder vivir viajando, y dormir en el coche unos días es parte de ese pequeño sacrificio. 

Seguimos pateando y descubriendo. Poco a poco, la idea de que Tasmania es el lugar más bonito en el que he estado nunca se instala en mi cabeza, aunque sé que también es gracias a lo bien que lo estamos pasando. Aún así, la idea me gusta. Pasamos por Brunei / Guide Falls / Emu River, Platypus trail / Brunei Little Penguin Observation Centre (North Coast) con varias sorpresas muy agradables: pingüinos y ornitorrincos nos esperan, y yo no puedo evitar que la mandícula se me caiga ante todo lo que estamos viviendo en un espacio de tiempo tan corto.


Cuando ya creíamos que no podía mejorar, un ornitorrinco aparece y listo!

Reflejos en el agua

Little Penguin

Después de todo esto nos podemos ir a dormir tranquilos y felices.



Poco más se le puede pedir a la vida, me decía un buen amigo cada vez que nos encontrábamos. Y no es que yo le pida nada más, pero sin duda me lo está dando, y con creces!
Seguimos por la costa norte, bajamos por el este por Launceston / Columbia Falls / Saint Helen / East Coast / Friendly Beach / Freycinet National Park / Seven Mile Beach


Walking along the coves of Honeymoon Bay

Kilómetros y kilómetros de playas vacías. Ideal para la colección de conchas




Y para culminar con todo esto Hasting Caves en la costa sur. Sin duda Tasmania me ha sorprendido. Sigue siendo Australia, pero en tantos sentido no lo es. Me recuerda mucho a Nueva Zelanda, pero para llegar a los sitios no hace falta conducir tanto, ya que es mucho más pequeño. Al mismo tiempo, tiene una grandísima variedad de fauna y flora endémica, lo que la convierte en única en el mundo para ver ciertas especies, y todo ello mezclado con la ferviente convicción por parte de los "Tasmaniandeses"(¿?) de que conservarlo tal y como está es la clave para su futuro. Tal y como dice el anuncio que promociona Tasmania "tal y como debería ser".

Hasting Caves






1 comment: